Cuenta cuentos en RV o el viejo truco de la desaparición por completo

Hace un par de semanas me invitaron a participar a un festival de narrativas en realidad virtual en Gante, Bélgica. What about happiness? Mixed reality Story telling se realizó del 12 -14 de abril del 2019 en Gante, Belgica por la compañia Compagnie Collage.
Un par de semanas antes había experimentado el dibujo utilizando Tilt brush de Google, es una gran herramienta para la realidad virtual. Obvio el dibujo siempre logra inmersión sin importar el espacio. Como experiencia, me pareció muy interesante pues difiere del al acto de dibujar o esculpir. Por un lado, no tocas ningún material para esculpir por su falta de tactilidad: Nada pesa o se escurre. No hay ruido ni polvo del mismo objeto. Flota por su incapacidad de sentir atración al centro de la tierra. Lo físico del objeto refiere a solamente a su apariencia.

Por otro lado, no dibujas en 2 dimensiones, la línea tiene una profundidad, o mejor dicho, una ilusión de está. Es un dibujo mucho mas corporeo, tal vez más cercano al baile o al karate.

Como performance, el acto de dibujar en estos espacios y mezclarlo con eventos en tiempo “real”, tiene su pericia y gracia. Exige que el dibujante-actor en tiempo continuo – o flow – vincule los distintos espacios “virtuales “: la realidad del dibujo, la narrativa y el espacio en que convivimos. Es en esta tensión, donde se hace presente lo Real o acto creativo.

Mi intervención fue meramente exploratoria. No manejo completamente la herramienta y por supuesto requiere habilidad para su uso: desde encontrar las opciones en la interface, hasta saber utilizar cada una de ellas: copiar, pegar, borrar, cambiar de color o dibujar en espejos; Ademas de los diversos pinceles o herramientas de modelaje y animación que tiene. Obvio, dibujar, es en si mismo !

Lo otro, es escuchar lo que pasa durante la historia que se va contando: ¿Qué tan grande es el árbol donde nace el lobo? ¿Era su boca grande? Así o mas grande. Te va comer. ¡Aguas! Todo puede ser actuado a manera titiritero. Uno crea sus propios títeres, escenarios. Los anima y conduce Que caminen por ellos mismos hasta que lleguen al final de barranco.

Por supuesto, también, tu dibujante-actor eres participe de aquel espacio donde no hay control, es el exterior,

El narrador se para y gime como cerdo que entra al rastro. No sabe a dónde correr. Tu abres la boca del lobo, la hace más y más grande. ¡Y te lo comes! Ya desapareció el narrador. Todo el publico observa en la ilusión de la gran pantalla, la muerte del creador. Mientras tus pupilas se derriten, tu estás perdido en tu propia visión. Apenas logras reconocer donde posiblemente esta el publico, tal vez intuyes donde está el narrador. Es posible que solo el cuenta cuentos sepa como desapareció. Se resbalo, se agacho o se dejó caer . No lo sé. Y tal vez nunca lo podremos saber.

Aquí dibujando sobre la música Nico Goethals

Muchas Gracias a Tom Van Outryve por la invitación. A Nico Goethals, Nelson Hoedekie por la tocada. Y super super gracias a Rose Thys por su apoyo.