Anacrón: Producto de una hipótesis

PARA DESCARGAR

ANACRÓN DALE

CLICK AQUÍ

11.5M

Requerimentos técnicos :

Acrobat reader 10 o posteriores  y

Adobe flash player instalado.

También  abre en Safarí 6.2

No dudes en hacerme saber  tu experiencia
con respecto a Anacrón

anacronImagen 9Imagen 7

Hace ya casi cuatro años que regresé de Europa, deportado de Alemania. Me habían confundido con un Arabe. De mi maleta sacaron equipo de alta tecnología: Una portátil Macintosh, una cámara réflex digital, una pipa con restos de hachís y unos patines Roller Derby que evidenciaban mi estado androide como el Inspector Gadget o como el estúpido ingenuo estudiante recién graduado de Diseño de un país emergente ( antes en vía de desarrollo )
Veinticuatro horas después estaba en México. Desorbitado. Una semana antes curraba en Barcelona como diseñador editorial.Bienvenido al desempleo. Apenas toqué casa cuando corrí lo más lejos que pude para esconderme de la ciudad. Llegue a la casa mi primo en Puebla. ¿Que pensaba hacer? Fumar marihuana, caminar en calzones mientras bebía whisky y ver al gordo de Cartman pateando las bolas de Halo. Mientras, El-Nuevo-Nunca-llegará número de Bandito me esperaba. Tenía nuevas ideas de las ediciones electrónicas, aunque también sentía que necesitaba explorar textos. Pues si bien Bandito exploraba las ediciones desde una perspectiva más de la imágen quedaba aún en duda los alcances del texto: ¿Cuales son las posibilidades del texto en los ambientes electrónicos? ¿Qué es un texto? ¿Qué hace libro, libro? ¿Qué es leer?
Durante mi estancia en Puebla no encontré ninguna respuesta. Si acaso un libro abandonado en el Starbusks. Lo vi pues saltaba entre la revistas de vanidades. Porqué era pequeño. Porqué se veía una edición muy cuidada. Sabroseada . Y sí. Esto no era un pinchurriento libro de alguna colección donde cada hoja esta contada, en un interlineado estrecho, de tipografía estéril al texto. Cada página hablaba por si sola. Sin ser estridente para la lectura o monótona. En definitiva la simple idea editorial daba estrada al juego, y por lo cual a una personalidad propia. Nada tiene un orden. Y sin embargo… Y por lo tanto… mantiene una unidad. Se llama Caja. (Gabriel Wolfson, UDLAP, 2007).

Ahí encontré Prosas IV (producto de una hipótesis). Genial, desde la primera vez que lo leí me envolvió. Llegué a México ese mismo fin y me puse a trabajar.

Ha pasado muchos eventos desde entonces. He avanzado por periodos cortos con largas vivencias. La vida cual cholo tan sólo se ha puesto más loca. Yo le ordeno a mi mano izquierda al ataque! y golpea a la mano derecha. Mi ombligo se escucha en el eco de la inmensidad de mi espalda. Me tropiezo. Tartamudeo constantemente y por aventarme en la bici ya estoy tuerto. -ja- Y estoy aquí.

Al final Anacrón se vuelve un apunte más de bitácora con respecto a las ediciones digitales. Estoy muy feliz del resultado. Pienso que es una propuesta más del libro, el texto o lo que aún no imaginamos.

Espero les guste , lo gocen. Jueguen y continúen

Infinitas gracias a Gabriel, por dejarme experimentar con su texto.
A Amón (antes Hector) , a Susana Santoyo, Jázmin Huerta y Rada Moldover.

 

0 Replies to “Anacrón: Producto de una hipótesis”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *