Mañana hoy se ha ido

Mañana, hoy se ha ido.

Exploraciones multimedia sobre el txt_electrónico.

Por Vinicius Marquet

Conforme el avance de las nuevas tecnologías de la información, el desarrollo del mundo editorial se ha visto plagado de escepticismo conforme a lo que el libro electrónico puede ofrecer: El libro ha muerto. Esto no es un libro. Las hojas no huelen. Esto no se puede leer. Mi libro no necesita batería. Me quema los ojos ¿Hipertexto? Hablemos de Cortazar.
En lo hondo de todos estos argumentos de excelencia prudencia he concluido que un libro es un libro. El libro electrónico es un medio absolutamente distinto, tanto en la forma de distribución plagada de medidas corporativistas; como en la forma en que el lector adquiere la información, la procesa y la desarrolla.
Aunado a esto, es importante considerar la analogía histórica y antecesora entre el libro codex y el rollo pergamino. Recordemos los primeros libros impresos incunables, donde las presentaciones del libro eran semejantes a las manuscritas medievales. O el uso del calderón para no cortar el discurso. Una época plagada de una añoranza histórica y por lo tanto de copia a un pasado deseado. Pero también de experimentación siendo así de propuesta.
Si el libro es capaz de mutar de su forma física ¿Qué lo hace libro? ¿Cuál es la nueva experiencia de leer y escribir en medios audiovisuales? Mañana, hoy se ha ido no busca responder estas ambiciosas preguntas, sino explorar la lectura y escritura en la era post-Gutemberg.

invitación mañana hoy se ha ido

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *